Agrobio
Blog > Biopolinización > La Tuta absoluta se mantiene a raya con el aumento de superficie de control biológico en tomate

La Tuta absoluta se mantiene a raya con el aumento de superficie de control biológico en tomate

Técnico de Agrobio visitando finca de tomate
Fhalmeria, mayo 2020

Con el aumento de sueltas de Nesidiocoris desde semillero, el campo experimenta menor incidencia de Tuta y virosis.

La superficie de control biológico en tomate, que había descendido en las campañas anteriores en la provincia de Almería, desde 2014 va en aumento, volviendo el interés por parte de los agricultores por el manejo de los insectos beneficiosos como la principal herramienta para el control de plagas en tomate.

Además, con la recuperación de las sueltas de Nesidiocoris tenuis desde semillero, el campo experimenta una menor incidencia de Tuta absoluta y virosis asociada a mosca blanca desde el pasado otoño.

Nesidiocoris destaca por ser un depredador polífago que depreda mosca blanca, trips, araña roja y huevos de Tuta y, para obtener buenos resultados, el equipo técnico de Agrobío señala que su manejo debe basarse en una estrategia preventiva-curativa.

Protección desde el inicio

En Agrobío han observado cómo ha aumentado la demanda desde semillero, se han realizado muchísimas más sueltas. Esto ha sido fundamental para que Nesidiocoris se instale correctamente en los invernaderos. No en vano, desde la biofábrica almeriense insisten en que “su introducción desde semillero mejora la distribución del insecto y permite una instalación precoz, pero sobre todo, protege la planta desde su inicio, el trasplante y durante todo el ciclo de cultivo”.

Cuando el depredador se libera directamente en semillero, las condiciones ambientales favorecen una instalación más rápida en todas las plantas y las poblaciones de Nesidiocoris, que se alcanzan en pocas semanas, consiguen un control eficaz de las plagas desde el primer momento.

Más herramientas

No obstante, Agrobío aconseja que para mantener bajo control la polilla del tomate y disminuir los problemas en la finca, se deben integrar más herramientas, como rollos adhesivos, placas negras, confusión sexual… además de Trichogramma, una avispilla que liberada de forma preventiva ayudará al control de huevos de Tuta.

En esta línea, remarcan que para que el control biológico sea un éxito todo suma, los agricultores han cuidado mucho los tratamientos, utilizado agentes de control como Bacillus que respetan los auxiliares, esto ha favorecido el mantenimiento adecuado de poblaciones de Nesidiocoris toda la campaña, y Necremnus tutae ha podido aparecer de forma espontánea.

A modo de balance, en Agrobío han señalado en declaraciones a FHALMERÍA que “es muy positivo poder decir que tanto en la campaña de otoño como en la de primavera las fincas han sufrido menos problemas que en otras campañas agrícolas por virosis asociada a mosca blanca, virus de la cuchara TYLCV o de Nueva Delhi”.

No obstante, Agrobío avanza en los nuevos retos que este cultivo plantea y está dedicando grandes esfuerzos para desarrollar el control biológico de otras plagas importantes en tomate como vasates y trips, con la esperanza de poder presentar en breve las novedades en esta línea de trabajo.

Etiquetas:, ,

"Trackback" Enlace desde tu web.