Agrobio
Blog > Control biológico > Optimización del control biológico en hortícolas con la introducción de ácaros presa como alimento complementario para los depredadores

Optimización del control biológico en hortícolas con la introducción de ácaros presa como alimento complementario para los depredadores

Optimización del control biológico en hortícolas con la introducción de ácaros presa
Vila, E., Morales, MM., Arévalo AB., I+D Agrobío – Enero de 2017
Publicado en Agricultura2000 p.15 – Enero de 2017

El éxito del control biológico en hortícolas, basado en sueltas inundativas de enemigos naturales, mejora cuando los depredadores se establecen antes de la invasión de las plagas. Este es el principal hándicap en muchos cultivos sin polen, como el pepino, así como en cultivos donde los niveles aceptados de plaga son bajos, como en plantas ornamentales o en hortícolas con problemas de virosis transmitidas por las plagas principales. Para mejorar el establecimiento de los ácaros depredadores Agrobío ha desarrollado una estrategia innovadora, después de 3 años de ensayos, basada en la suelta de ácaros presa encima de las plantas.


En concreto, ensayos realizados en cultivos de pepino de ciclo largo, mostraron que añadiendo ácaros presa encima de las plantas, como alimento alternativo para los depredadores, se puede incrementar entre dos y tres veces las poblaciones de Amblyseius swirskii y de Transeius (=Typhlodromips) montdorensis, durante los meses de otoño e invierno. Gracias a los resultados de los ensayos llevados a cabo tanto en fincas experimentales, por ejemplo en la Fundación Cajamar Estación Experimental Las Palmerillas, como en invernaderos comerciales, se ha diseñado un protocolo para el cultivo de pepino. Éste se basa en la introducción habitual de ácaros depredadores junto con tres introducciones complementarias de presas en las plantas, a una dosis aproximada de unos 20 litros por hectárea. En la última campaña este sistema ya se está implantando comercialmente con éxito, y en especial con el depredador T. montdorensis se está obteniendo un control excelente de las principales plagas como trips y mosca blanca.

También se ha obtenido con este sistema de alimentación un incremento de otros depredadores como Amblyseius andersoni, en pepino y en otros hortícolas, tanto en cultivos de ciclo largo como de ciclo corto. Este depredador, en concreto, se establece de forma preventiva, en combinación con A. swirskii o T. montdorensis, y permite obtener un control preventivo satisfactorio de la araña roja, una plaga en aumento que está causando cada vez mayores daños en los cultivos almerienses. Se trata de una herramienta complementaria a la introducción de Phytoseiulus persimilis, que puede garantizar un control preventivo, y que es especialmente necesaria en los periodos en que P. persimilis, debido a las condiciones climáticas, no tiene un buen desarrollo.

Con el objetivo de desarrollar y optimizar este sistema de alimentación en los diferentes hortícolas el equipo de I+D de Agrobío continua desarrollando ensayos durante la última campaña 2016/2017. En esta publicación se muestra una parte de estos trabajos, desarrollados en el marco de un proyecto Innterconecta (Control-Inn), en los que se está evaluando el desarrollo de T. montdorensis cuando se alimenta con tres especies diferentes de ácaros presa, en cultivos de calabacín, berenjena y pepino. Con ello se pretende examinar el comportamiento de los diferentes ácaros astigmátidos, comúnmente conocidos como ácaros plaga de alimentos almacenados, cuando éstos se añaden encima de las plantas como alimento complementario para los depredadores. Los ensayos se han realizado en 8 invernaderos comerciales.

En todos los invernaderos se ha observado un buen desarrollo de las poblaciones de T. montdorensis con los sistemas de alimentación evaluados, confirmándose un desarrollo de poblaciones entre dos y tres veces mayores respecto a las sueltas estándar sin alimentaciones adicionales con ácaros presa. Dos de las especies presa evaluadas, Tyreophagus entomophagus y Suidasia medanensis, favorecen el desarrollo de las mayores poblaciones de depredadores, sin diferencias significativas entre estas especies. Ambas especies son huéspedes que se han utilizado con éxito por diferentes casas comerciales para la cría masiva de ácaros depredadores como A. swirskii y T. montdorensis. El desarrollo de poblaciones parecidas de T. montdorensis en las plantas cuando se alimenta con T. entomophagus o S. medanensis muestra que ambas especies son excelentes huéspedes para este depredador, y son perfectos candidatos para su introducción en los cultivos como alimento complementario.

A modo de ejemplo, en la figura 1 se muestran los resultados obtenidos en un cultivo de calabacín de la variedad Atlantis (Fitó), en un invernadero comercial de 12.000 m2 del poniente almeriense, donde se ha contabilizado semanalmente las poblaciones de T. montdorensis. Se introdujo este depredador distribuyendo material suelto encima de todas las plantas, a una dosis de 100 individuos/m2 el 8 de diciembre del 2016. Se establecieron tres tratamientos: alimentación con el ácaro Tyreophagus entomophagus, Tirolychus casei y Suidasia medanensis. En todos los casos se realizaron dos alimentaciones a una dosis de 22,5 litros por hectárea. La primera alimentación se realizó dos días después de la introducción del depredador, añadiendo la presa en la misma hoja de suelta del depredador (hoja media-baja), y la segunda alimentación se realizó 19 días más tarde, el 29 de diciembre del 2016, introduciendo la presa en una hoja media-alta de cada planta. Semanalmente se examinó la distribución de presas vivas por la planta y se contabilizó las poblaciones por hoja de T. montdorensis. Como se aprecia en la figura 1 las mayores poblaciones del depredador se desarrollaron con T. entomophagus y S. medanensis, sin diferencias entre ambos tratamientos.

Resultados del ensayo de T. montdorensis sobre cultivo comercial de calabacín

Figura 1. Número medio (± EE) por hoja de T. montdorensis en las primeras 5 semanas después de la introducción del depredador (izquierda), y número medio (± EE ) total acumulado de T. montdorensis por hoja contabilizado (derecha). El ensayo se realizó en un cultivo comercial de calabacín, en el que se establecieron 3 tratamientos: alimentación con las presas T. entomophagus (A), T. casei (B) y S. medanensis (C).

Maquinaria desarrollada por Agrobío en colaboración con empresas holandesas para distribución de depredadores y ácaros presa en cultivo de flor cortada.

Los resultados satisfactorios con este sistema de alimentación ofrecen también posibilidades de mejora de las estrategias de control biológico en otros cultivos, como los ornamentales, por ejemplo crisantemos, gerberas y poinsettia, en los que Agrobío está desarrollando ensayos similares con los mismos depredadores y presas, en España y en Holanda, con resultados también muy exitosos, y para los que ha desarrollado maquinaria específica, para la introducción de ambos, los ácaros depredadores y presas.

Etiquetas:, , , , , , , , , , , , , , , ,

"Trackback" Enlace desde tu web.